Estimados clientes,
Les informamos que del 22/07 al 31/08 nuestro servicio de atención al cliente estará operativo de lunes a viernes de 9:00 a 14h.
Für die Filterung wurden keine Ergebnisse gefunden!

Tarros con cierre de giro para conservas: El tarro adecuado para cada delicatesen

¿Eres mayorista y tienes un supermercado? ¿O posees un negocio de alimentación a granel, un ultramarinos o una cafetería? ¿Por qué te lo preguntamos y qué tiene esto que ver con un tarro? Vamos a enseñarte todo lo que puedes hacer con un tarro con cierre de giro.

Ya sea para un uso privado o industrial: los tarros de conserva con cierre de giro te ayudan a ti y a tus clientes a conservar durante más tiempo las conservas. Puedes vender los tarros de cierre de giro al por mayor directamente a tus clientes o utilizarlos para llenarlos con tus delicias. Puedes usar los tarros de conserva para todo, te lo mostramos aquí:

Delicatesen: con los tarros de conserva los alimentos se pueden almacenar durante mucho tiempo

Es muy clásico utilizar los tarros para hacer conservas. Mermelada casera, fruta y verdura en escabeche: gracias a los coquetos tarros de conserva los alimentos frescos se pueden procesar después de la recogida y guardar durante mucho tiempo para el invierno. La tapa cierra el tarro de forma segura y hermética. Si guardas en los tarros con tapa salsas, pestos, chutneys o tu kimchi casero también podrás disfrutarlos durante mucho tiempo.

Sets de degustación y regalos pequeños y grandes: todo es posible con el tamaño adecuado

Los regalos conservan la alegría. Lo más hermoso es crear una selección con todas tus especialidades. En nuestra tienda encontrarás tarros de distintos tamaños. Así podrás ofrecerlo todo desde en pequeños tarros de degustación hasta en grandes.

Puedes ofrecer un surtido de distintas especialidades en una cesta de regalo: un set de degustación con pequeños tarros de 50 ml de tus mermeladas caseras, mostaza casera en un tarro de 100 ml o pepinillos en conserva en un tarro de 720 ml. Puedes crear las cestas de regalo de forma temática o simplemente diseñarlas con lo mejor de todas tus delicatesen.

Nuestro consejo: ¿Cómo quedaría un pastel en el cristal? La gran ventaja de los tarros de conserva: no hay que comer los pasteles inmediatamente después de prepararlos y se pueden guardar hasta dos semanas con la tapa cerrada.

Negocio de alimentación a granel: tarros de conservas para llevar

¿Posees un negocio de alimentación a granel? Algunos clientes llevan sus recipientes y otros los compran en la tienda por primera vez. Los nuevos clientes necesitan algo de tiempo para encontrar los recipientes adecuados. Ya que hay algo para cada finalidad, puedes vender a tus clientes los tarros en distintos tamaños para que se los lleven y vuelvan a traer.

Bares y cafeterías: Los tarros de conserva como vasos clásicos para bebidas

El cristal de los tarros de conserva es grueso, tiene un procesamiento sólido y es duradero, lo que convierte a los tarros en unos pequeños ayudantes perfectos para el día a día culinario. Ya sean bebidas frías o calientes: los tarros de conserva pueden evitar sin problema distintas temperaturas. Los tés especiados calientes con una rama de canela o rodajas de naranja resultan muy atractivos. También podrás servir limonada casera con estilo.

Tapa con cierre de giro: enroscar o girar, he ahí la cuestión.

¿Qué es un tarro con cierre de giro? ¿Y cuál es la diferencia con los tarros con cierre enroscable? La diferencia exacta está en la pregunta: ¿enroscar o girar?

Los tarros enroscables cuentan con una rosca continua en la que se enrosca la tapa con varios giros. Por el contrario, los cierres de giro no tienen una rosca continua. En su lugar tienen pequeños salientes (levas) de metal en la tapa. Al girar la tapa cerrándola, las levas se agarran a las barras del recipiente de cristal. Si la tapa se gira abriéndola, basta con un breve movimiento para abrir el tarro.

Llenado automático con tarros con cierre de giro

Para las conservas en el ámbito privado son adecuados los dos tipos: los tarros con cierre de giro y los tarros con cierre enroscable. La gran ventaja de los tarros con cierre de giro es que también se pueden usar para el llenado automático. Las máquinas están diseñadas especialmente para girar las levas de la tapa hasta el tope de las barras. Naturalmente este proceso también se puede llevar a cabo de forma manual. Si se aprietan bien, tus mermeladas y salsas permanecerán cerradas herméticamente y se conservarán durante mucho tiempo.

¿Lo sabías? El conocido sonido de «zisch» al abrir un tarro con cierre de giro indica que el tarro está cerrado al vacío.

¿Eres mayorista y tienes un supermercado? ¿O posees un negocio de alimentación a granel, un ultramarinos o una cafetería? ¿Por qué te lo preguntamos y qué tiene esto que ver con un tarro? Vamos a... más información »
cerrar
Tarros con cierre de giro para conservas: El tarro adecuado para cada delicatesen

¿Eres mayorista y tienes un supermercado? ¿O posees un negocio de alimentación a granel, un ultramarinos o una cafetería? ¿Por qué te lo preguntamos y qué tiene esto que ver con un tarro? Vamos a enseñarte todo lo que puedes hacer con un tarro con cierre de giro.

Ya sea para un uso privado o industrial: los tarros de conserva con cierre de giro te ayudan a ti y a tus clientes a conservar durante más tiempo las conservas. Puedes vender los tarros de cierre de giro al por mayor directamente a tus clientes o utilizarlos para llenarlos con tus delicias. Puedes usar los tarros de conserva para todo, te lo mostramos aquí:

Delicatesen: con los tarros de conserva los alimentos se pueden almacenar durante mucho tiempo

Es muy clásico utilizar los tarros para hacer conservas. Mermelada casera, fruta y verdura en escabeche: gracias a los coquetos tarros de conserva los alimentos frescos se pueden procesar después de la recogida y guardar durante mucho tiempo para el invierno. La tapa cierra el tarro de forma segura y hermética. Si guardas en los tarros con tapa salsas, pestos, chutneys o tu kimchi casero también podrás disfrutarlos durante mucho tiempo.

Sets de degustación y regalos pequeños y grandes: todo es posible con el tamaño adecuado

Los regalos conservan la alegría. Lo más hermoso es crear una selección con todas tus especialidades. En nuestra tienda encontrarás tarros de distintos tamaños. Así podrás ofrecerlo todo desde en pequeños tarros de degustación hasta en grandes.

Puedes ofrecer un surtido de distintas especialidades en una cesta de regalo: un set de degustación con pequeños tarros de 50 ml de tus mermeladas caseras, mostaza casera en un tarro de 100 ml o pepinillos en conserva en un tarro de 720 ml. Puedes crear las cestas de regalo de forma temática o simplemente diseñarlas con lo mejor de todas tus delicatesen.

Nuestro consejo: ¿Cómo quedaría un pastel en el cristal? La gran ventaja de los tarros de conserva: no hay que comer los pasteles inmediatamente después de prepararlos y se pueden guardar hasta dos semanas con la tapa cerrada.

Negocio de alimentación a granel: tarros de conservas para llevar

¿Posees un negocio de alimentación a granel? Algunos clientes llevan sus recipientes y otros los compran en la tienda por primera vez. Los nuevos clientes necesitan algo de tiempo para encontrar los recipientes adecuados. Ya que hay algo para cada finalidad, puedes vender a tus clientes los tarros en distintos tamaños para que se los lleven y vuelvan a traer.

Bares y cafeterías: Los tarros de conserva como vasos clásicos para bebidas

El cristal de los tarros de conserva es grueso, tiene un procesamiento sólido y es duradero, lo que convierte a los tarros en unos pequeños ayudantes perfectos para el día a día culinario. Ya sean bebidas frías o calientes: los tarros de conserva pueden evitar sin problema distintas temperaturas. Los tés especiados calientes con una rama de canela o rodajas de naranja resultan muy atractivos. También podrás servir limonada casera con estilo.

Tapa con cierre de giro: enroscar o girar, he ahí la cuestión.

¿Qué es un tarro con cierre de giro? ¿Y cuál es la diferencia con los tarros con cierre enroscable? La diferencia exacta está en la pregunta: ¿enroscar o girar?

Los tarros enroscables cuentan con una rosca continua en la que se enrosca la tapa con varios giros. Por el contrario, los cierres de giro no tienen una rosca continua. En su lugar tienen pequeños salientes (levas) de metal en la tapa. Al girar la tapa cerrándola, las levas se agarran a las barras del recipiente de cristal. Si la tapa se gira abriéndola, basta con un breve movimiento para abrir el tarro.

Llenado automático con tarros con cierre de giro

Para las conservas en el ámbito privado son adecuados los dos tipos: los tarros con cierre de giro y los tarros con cierre enroscable. La gran ventaja de los tarros con cierre de giro es que también se pueden usar para el llenado automático. Las máquinas están diseñadas especialmente para girar las levas de la tapa hasta el tope de las barras. Naturalmente este proceso también se puede llevar a cabo de forma manual. Si se aprietan bien, tus mermeladas y salsas permanecerán cerradas herméticamente y se conservarán durante mucho tiempo.

¿Lo sabías? El conocido sonido de «zisch» al abrir un tarro con cierre de giro indica que el tarro está cerrado al vacío.